16 jul. 2010

Bordando kokeshi


Si hace unos años, alguien me hubiera dicho que yo iba a intentar aprender a bordar, le hubiese dicho que estaba loco. Recuerdo a mi madre con toda su buena intención y su amor por las labores comprar un trozo de esterilla y varias madejas de hilo de bordar con el fin de que yo hiciera un pequeño mantelito para tomar café a punto de cruz. Por desgracia, no llegué a terminarlo. Ella lo acabó con servilletas incluidas. 

La verdad es que las mujeres de mi familia mi abuela, madre, tías-abuelas maternas, etc. son expertas costuriles. Dominan cualquier tipo de aguja ya sea de punto, ganchillo, bordado, costura e incluso, la máquina. Y en mi casa no hay sábana, mantelería, toallas e incluso paños de cocina que no tenga algo bordado o alguna puntilla de crochet.

Y por supuesto desde pequeños, desde que nacimos, hemos llevado algo hecho por ellas. Yo sé que hay gente que esto les parecerá una tontería, e incluso una pérdida de tiempo. Pero el amor y el cariño con una madre o una abuela hace alguna labor traspasa el hilo, las agujas y queda bordado ahí para siempre. Y quién lo recibe, lo nota.

Cuando ahora veo las cosas que han tejido y bordado mi abuela o mi madre, me quedo maravillada y no creo que nunca llegue a tener unas manos tan expertas como las suyas, sin embargo y, aunque mi madre ya se ha ocupado de ello (le ha hecho a mis hijos, especialmente a Maiko, muchas cosas), no podía dejar de hacerle yo algo a ella.

Así que decidí empezar por algo sencillo, una kokeshi de tela con un sencillo bordado por la parte delantera y lisa por detrás. Y aquí está el resultado.


Cuando la terminé y se la entregué a Maiko estas fueron sus palabras: "Oh, cómo la señora Yamamoto". Y cuando le pregunté si le gustaba me contestó: "Me gusta mucho porque mi mamá me la hecho a mí".
Creo que he cumplido mi objetivo doblemente, por un lado, terminar mi labor y por otro, transmitirle a mi hija el amor y el cariño con el que se la he hecho.

1 comentario:

  1. Como te entiendo! en mi casa igual, mi abuela sabe de todo y cuando ves hacer cualquier cosa parece taan sencillo! yo intento aprender, pero soy un culo inquieto y cuando empiezo con una cosa me llama la atencion otra... asi se de todo y de nada, pero es divertido. te ha quedado genial!

    ResponderEliminar