14 nov. 2011

Mis muñecas japonesas

Aunque de pequeña también jugaba con las pistolas de mi hermano, las pelotas y las bicis, como a casi todas las niñas a mí, me encantaba jugar con mis muñecas. Sobre todo me gustaba hacerle vestiditos con retales y trozos de tela.

Cuando ya de mayor descubrí las Kokeshis fue todo un hallazago: muñecas+Japón. ¡Qué más podía querer! No las colecciono ni nada por el estilo, pero si es verdad que es como un imán que me atrae.

Tengo más, pero estas son algunas de las que hay en mi casa.


Ésta me ha hizo el Señor Yamamoto. con los niños.





Una Kitty Geisha que me regaló Maiko. Una kokeshi de madera azul (como las originales de Japón) y una Kimmidoll (llamada Yoshi: Buena Suerte). Hablé de ella aquí. También regalo del Señor Yamamoto.


Un precioso peine de madera vintage. Es pura delicadeza.

Este es un mural que pitamos entre mi marido y yo para la habitación de Maiko.

Y esta es la primera kokeshi que bordé y con la que mi hija duerme todas las noches.


Gracias por leerme y buena inicio de semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario