19 mar. 2010

Samurai

La Señora Yamamoto está un poco triste, pues el Señor Yamamoto tiene que partir reclamado por el emperador. Para ello, el Señor Yamamoto se ha vestido con sus mejores galas: su armadura y su casco de samurai. Y aquí lo tenemos.


Si lo quieres, está disponible en broche. Sólo tienes que ponerte en contacto conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario